juegos y apuestasDIRECTORIO DE JUEGOS Y APUESTAS POR INTERNET

TURF en España.

El TURF levanta pasiones.

TURF

El negocio del turf en nuestro país está en plena ebullición. Y si no, no hay más que hacer caso a los datos: el hipódromo de la Zarzuela (Madrid) ha pasado de tener 300 caballos en entrenamiento cuando se reabrió, en octubre de 2005, a que unos 2.000 ejemplares troten en su terreno. El Ministerio de Agricultura ha destinado este año una subvención de casi tres millones de euros para fomentar la cria nacional del pura sangre inglés. Y haciéndose eco del interés y las posibilidades del mundo equino. Loterías y Apuestas del Estado (LAE) ha ampliado su programa anual de apuestas hípicas.
Las carreras de caballos es un deporte practicado a lo largo de toda la historia. Ya en la época romana, las cuadrigas eran uno de los espectáculos más populares, así como las carreras en honor al dios Odin y al gigante Hrungnir en la mitología del norte de Europa. En España, la clase alta y los reyes han sido, en muchas ocasiones, grandes aficionados a las carreras de caballos, y en algún caso, "mecenas" de las mismas. Así hay referencias históricas que demuestran el interés real en los equinos. En el reinado de Enrique II de Castilla, se prohibió sacar caballos clandestinamente del reino, lo mismo hizo Felipe II. y reyes posteriores.
Las carreras de caballos como tal no se hacen en la península hasta 1818, cuando las autoridades comienzan a interesarse por el tema (haciéndose eco de las voces de los aficionados) y comienzan a observar los modelos francés e inglés. Así, sobre 1832, el Duque de Osuna comenZó a estudiar la posibilidad de implantar el modelo de las carreras de caballos inglesas en España. Gran amante de estos animales, el Duque celebró en la Alameda de Osuna (Madrid), el primer turf de la historia de nuestro país. Ya en el siglo XX, y una vez que se construyeron hipódromos en varias
ciudades, corriendo cada uno diferente suerte, las cifras relacionadas con el turf no han dejado de crecer. Según datos de El Periódico, el total de carreras celebradas en 2005 fueron de 450, y en 2007, de 512. Las mismas fuentes indican que el año pasado, un total de 1.071 caballos compitieron, casi el doble que en 2005.

La ciudad y la afición.
La Comunidad Autónoma con más afición en nuestro país es Andalucía. No en vano una de sus ciudades, Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) celebran las carreras de caballos más antiguas de España. La tradición data de me¬diados del siglo XIX y se ha mantenido hasta la actualidad, celebrándose en las playas de la ciudad y atrayendo a multitud de turistas. Por su parte, Sevilla tiene también un gran arraigo en este deporte. El hipódromo Pineda (creado en los años 50), ha pasado a la historia por ser pionero en muchas cuestiones relacionadas con el turf. En él se celebraron las carreras de caballos cruzados más importantes de nuestro país. Además, es el único en la península donde se celebran carreras de trotones. En sus pistas, el mejor jockey español de todos los tiempos, Claudio Carudel dio su adiós definitivo a su profesión. Por su parte, la provincia de Málaga cuenta con el Hipódromo de la Costa del Sol. donde tiene lugar la Mijas Cup que, con 50.000 euros, es la carrera más importante en Andalucía y una de las mejor dotadas de España. Fuera ya de Andalucía, cabe destacar el hipódromo de San Sebastián, con pista de hierba, y por supuesto, el de la Zarzuela, en Madrid. Con una larga tradición hípica en la capital, los diferentes hipódromos que han existido allí no han tenido mucha continuidad a lo largo del tiempo, como ha ocurrido en otras ciudades españolas. En la época de Alfonso XII se inaugura el de La Castellana, y a principios del siglo XX, el de Aranjuez, donde se disputó por primera vez el Gran Premio de
Madrid, la primera de las carreras intergeneracionales que se hacían en España. Ninguno de los dos sobrevive en la actualidad. No sería hasta los años 40 que el actual hipódromo abriera sus puertas. Aunque la mejor época fueron los 50, periodo de prosperidad económica para el país que repercute directamente en la calidad de las apuestas. En 1968, un premio repartido allí supera por primera vez el millón de pesetas. En 1996, celebran su última carrera hasta la reapertura, en el año 2005.

Apuestas.
También fue en 2005 fue cuando entró en vigor un real Decreto por el que se restablecía el funcionamiento de apuestas hípicas externas de ámbito nacional, autorizando su explotación la tradicional lotería nacional. Asi las apuestas se harían en dos ámbitos: el Quíntuple Plus (apuesta técnica), y la Lototurf (técnica aleatoria). La primera se basa exclusivamente en los resultados de cinco carreras de caballos, y se trata de acertar los ganadores de estas cinco pruebas, y adicionalmente, el segundo clasificado de la quinta carrera. Por su parte, la Lototurf es una modalidad de apuesta mixta que consiste en acertar seis números de entre 31, y acertar el ganador de la cuarta carrera de la jornada dominical, que contará siempre con 12 participantes.Algunos aficionados a las carreras de caballos y las apuestas hípicas consideran que éstas últimas son muy estimulantes y que hay que usar la imaginación para lograr imponerse a los "contrincantes". Proponen estudiar un programa de carreras, y analizarlo en detalle para tratar de encontrar un par de ganadores o algún caballo sólido para jugarlo de base en alguna apuesta de trío. "Hay que apostar creativamente, sin miedo, analizando la carrera, anticipando cómo se va a correr, siendo osados a la hora de descartar apuestas cuyo retorno no merezca el riesgo, etc.", aseguran.

Apuestas turf | Enlaces | Blog | Mapa Web | Politica de Privacidad | Contacto | ©2008viobano