juegos y apuestasDIRECTORIO DE JUEGOS Y APUESTAS POR INTERNET

Gambling, historia de poker.

En ocasiones veo Ases.

ases de poker

Dicen que una de las cosas más difíciles de superar en esta vida es el síndrome de abstinencia tras dejar una adicción. Yo nunca he sido un tío de vicios, así que hasta ahora no había experimentado dicho síndrome y realmente con mí cociente intelectual superior al de un humano corriente, dudaba que algo pudiese controlarme de tal manera. Pues queridos lectores... Nada más lejos de la realidad, ha ocurrido... Y no con tabaco, alcohol, cocaína ni prostitutas -ya no-, sino con una tentación manifestada en 52 cartas y una mesa.

En efecto, hablo del poker.
Tres llegar a un bankroll de más de de $6.000 empezando con $50 prestados, tenía claro que llegar a ser el sucesor de Stu Ungar sería sencillo y ya no suponía un reto, así que decidí adentrarme en un mundo más complicado, el cine y la televisión. Al fin y al cabo dejar a la altura del betún a Spielberg y Coppola podría llevarme como mínimo 2-3 años.

Empecé en este mundillo y bien, todo sobre ruedas, despacio pero con buena letra. Cual fue mí sorpresa cuando al cabo del tiempo ocurrió un fenómeno que me dejó, hablando mal y rápido, con el culo torcido. Cada vez que cerraba los ojos veía ases en mí mano y una mesa de poker vacía. Los abría pensando que era una paranoia pasajera, los volvía a cerrar y ya se había mostrado el flop, donde yo conseguía el preciado set de Ases. Bien, esto se sucedió durante dos semanas, ya no era casualidad, mí subconsciente quería que volviese al poker y el cabrón no iba a parar hasta que así fuera.

Pasado ya un mes el deseo se apoderó de mí, la cosa fue de una manera bastante gradual, y es que lo malo de ser superdotado es que tu subconsciente también lo es, así que poco a poco fue engañándome sin que me diese cuenta:
Comenzó en la playa. Estaba con mí bañador modelo "fardapollas" y mí traje colgado en la sombrilla cuando de repente un vendedor de películas pirata se acercó a venderme la moto. Normalmente no compro material ¡ilegal, pero el destino quiso que ése vendedor llevase Rounders. Así que entre el mono de poker que llevaba y lo que me gusta esa película no pude resistirme. La conversación comenzó cuando yo cogí el Dvd y sin preguntarle cuanto costaba le ofrecí €2, él se rió en mí cara como era de esperar y me dijo con acento árabe "6 euros ti llevas dos".

Y aquí fue cuando yo perdí los papeles, no sé que ocurrió en mí cabeza pero se me traspapelaron todos los circuitos y sentí la imperiosa necesidad de subir su "apuesta". Me quité las gafas de sol y le dije "8 euros, ni pa ti, ni pa mí." Él se quedó con la boca abierta y las cejas fruncidas, pensó durante dos segundos, analizó la situación y se aprovechó de mí punto débil diciendo "12 euros ti llevas una, por 2 euros más ti llevas segunda unidad". Entonces pasó algo que yo catalogaría de psicológicamente grave, en la cara del vendedor veía el rostro del Phil Ivey. Esto, por suerte para él y desgracia para mí me picó más, así que le resubí la apuesta, "50 pavos".

En este punto de la conversación ya era todo muy dinámico así que él ni se pensó la réplica, "70 euros DVD, por 80 ti lo doy con la carátula incluida". Me levanté como un resorte y pegando un grito que enmudeció a toda la playa exclamé "¡¡ALL IN!" Saqué los 140€ que llevaba y los puse encima del muestrario del vendedor. Él me miró, sonrió -denotando así ser un gran perdedor- y dijo "Hecho". Yo cerré mí puño en señal de victoria, cogí la película y me senté. Él se marchaba riéndose a carcajada limpia y es que dicen que en ocasiones de nervio y desesperación extremas puede darte un ataque de risa.

Más tarde pensé lo gilipollas que fui y lo inteligente que fue mí subconsciente porque a) no tengo el portátil aquí para ver la peli y b) ya tengo la peli bajada en el ordenador.
Recordar chicos, no dejéis el poker o este os perseguirá y os vencerá, incluso si vuestro nivel mental es tan fuerte como el mío, no hay escapatoria. Un saludo, AceShield21.

Ases poker | Enlaces | Blog | Mapa Web | Politica de Privacidad | Contacto | ©2008viobano